servicios

Rehabilitación Geriátrica en Murcia

Rehabilitación geriátrica definición

María Antonia Delgado Ojeda (2016), en su libro rehabilitación y fisioterapia en geriatría dice: 

“La rehabilitación en la vejez es clave para compensar efectivamente, dentro del grado máximo posible, las consecuencias de la inactividad buscando el restablecer el equilibrio fisiológico aun en medio de esta barrera propia de la naturaleza. En este sentido, por las características y necesidades de la población adulta mayor es imprescindible un plan de ejercicios guiados por profesionales en materia de fisioterapia y rehabilitación. El objetivo básico es lograr la independencia física y movilidad total en las personas que tratamos, todo ello en función de mejorar su calidad de vida.”

Por otro lado, Pedro Abizanda Soler (2012) señala que “La rehabilitación geriátrica enfatiza el uso de métodos de tratamiento y atención por parte de equipos multidisciplinares, teniendo consideraciones específicas como diagnóstico, tratamiento y necesidades del paciente de edad avanzada. El objetivo principal es permitir a los pacientes lograr la máxima autonomía, independencia y posible supervivencia durante el proceso de invalidez.”

En conclusión, se puede definir como un conjunto de medidas médicas, sociales, educativas destinadas a favorecer la recuperación funcional sobre el proceso de degeneración senil. 

Tal cuidado puede prevenir o revertir la progresión del deterioro. Evita que se avance una discapacidad a invalidez conservando las habilidades de autonomía e integración con el entorno.

¿Qué es y qué hace la rehabilitación geriátrica?

La rehabilitación geriátrica es un tratamiento que permite prevenir e incluso revertir la discapacidad en personas mayores al mejorar y mantener su actividad física. Por tanto, la rehabilitación junto con la propuesta de envejecimiento activo es una de las mejores alternativas para paliar el envejecimiento.

Esta explota la capacidad residual y elimina las secuelas de la discapacidad. La intención es alcanzar una mayor independencia e integración de las personas mayores en su entorno social y familiar. De esat forma, trabaja transversalmente y garantizar su máxima autonomía.

Uno de los aspectos importantes para la rehabilitación de la vejez es tener un equipo interdisciplinar (Medicina, Enfermería, fisioterapia, terapia ocupacional, psicología, trabajo social, otros) que ayuden a cumplir los propósitos de la rehabilitación. Tener un enfoque multidimensional implica: evaluación, tratamiento y mayor seguimiento.

Asimismo, se puede señalar que las grandes funciones de la rehabilitación geriátrica buscan:

  • Entrenar al adulto mayor para que desarrolle una máxima independencia funcional. 
  • Prevenir y tratar complicaciones intercurrentes. 
  • Optimizar funciones remanentes. 
  • Reintegrar al paciente en la comunidad, incluso, en la actividad familiar, ocupacional y recreacional. 
  • Mejorar la calidad de vida del anciano es la máxima de la rehabilitación geriátrica. Esto, a su vez, incidirá en su familia.

¿En qué consiste la rehabilitación geriátrica?

La rehabilitación geriátrica incluye diagnóstico, tratamiento, y promoción de procesos relacionados con el envejecimiento. Y, así prevenir las limitaciones e incapacidades funcionales del adulto. Con el apoyo de un equipo multidisciplinar se busca mantener la máxima movilidad y la independencia básica para desarrollar las actividades de la vida diaria del individuo.

Los profesionales en rehabilitación geriátrica cuentan con los conocimientos científicos, recursos técnicos, normas éticas y legales de su profesión. Es decir, están capacitados para tomar las decisiones acertadas en pro de su desempeño profesional y personal.

En otras palabras, la rehabilitación geriátrica consiste en todas las medidas sociales, médicas y profesionales que pueden restaurar a las personas al más alto grado posible de independencia. Atiende las capacidades mentales, cognitivas y físicas que pueden verse afectadas por lesiones, enfermedades o efectos secundarios de tratamientos médicos.

El éxito de la misma se mide por parámetros funcionales como el restablecimiento de la movilidad y la comunicación o la realización de habilidades manuales. Estas son un indicativo de que a través del programa se pudo frenar la velocidad del proceso del deterioro mental y físico. 

Objetivos de la rehabilitación geriátrica

El objetivo principal de la rehabilitación geriátrica es mejorar la calidad de vida del paciente y conseguir la mayor autonomía. Por esta razón, está diseñado para llevarse a cabo con el objetivo de: 

  • Mantener la máxima movilidad posible del sistema musculoesquelético.
  • Evitar la pérdida ósea.
  • Aumentar la fuerza y la sincronización muscular. 
  • Mejorar los aspectos fisiológicos y funciones respiratorias eliminando riesgos o cardiopatología.
  • Obtener un alto grado de autonomía física con psicoterapia para potenciar la autoconfianza del adulto mayor.
  • Lograr una capacidad de sostenerse de pie y caminar independiente y estable tanto como sea posible. 
  • Tratar el dolor, si lo hay.
  • Recuperar y mantener el equilibrio articular y muscular.

El objetivo general de la rehabilitación es ayudar al anciano a recuperar su independencia. No obstante, los objetivos específicos varían de persona a persona pues en algunos casos la causa puede ser persistente o temporal. En otros, puede estar relacionada con falta de funcionalidad y distintos niveles de gravedad del problema.

En consecuencia, la rehabilitación puede reducir los efectos de muchos problemas de salud, como enfermedades (agudas o crónicas), lesiones o traumatismos. También puede complementar otras como intervenciones médicas o quirúrgicas y ayudar a lograr resultados óptimos. 

Tratamientos en la rehabilitación geriátrica

En personas mayores, la rehabilitación incluye el tratamiento para reducir los efectos de las lesiones que conducen a la incapacidad y discapacidad. Además, estos buscan controlar los síntomas, permitiendo que la persona mantenga la autonomía personal y las mejores habilidades para integrarse al entorno. 

A continuación, te mencionaremos los pasos a seguir en los tratamientos:

Valoración geriátrica integral.

Es un enfoque de diagnóstico multidimensional e interdisciplinario que identifica habilidades y problemas (médicos, psicológicos, sociales y funcionales) para desarrollar un plan de tratamiento clínico integral. Además, la realiza un equipo interdisciplinario (mínimo: médico geriatra, psicólogo, enfermero, fisioterapeuta, trabajador social y terapeuta ocupacional).

Evaluación funcional

Determina la capacidad del paciente para realizar una serie de actividades específicas que le permitan vivir de forma independiente las actividades básicas de la vida diaria.

Proceso rehabilitador terapéutico

Por lo general cuando se acude a un centro de rehabilitación se ofrecen distintas opciones como:

  • Uso de agentes físicos: calor local, calor infrarrojo, ultrasonido, parafina, hidroterapia, diatermia, laserterapia, campo magnético, electroterapia…
  • Acupuntura.                         
  • Cinesioterapia
  • Masoterapia
  • Terapia ocupacional
  • Terapia psicológica
  • Fisioterapia y otros.

Beneficios de la rehabilitación geriátrica

Son innumerables beneficios los que aporta la rehabilitación geriátrica al paciente pero el fundamental es que combate y retrasa una variedad de enfermedades. Estas pueden ser consecuencia de la edad o por la falta de actividad física en la vejez. Por lo tanto, puede prevenir o revertir evitando que el cuerpo del paciente se deteriore y mejora así su calidad de vida.

Asimismo, la rehabilitación geriátrica es un aliado importante en la lucha contra el envejecimiento y el deterioro físico y cognitivo. Además, aumenta la longevidad e impulsa el desarrollo de programas de prevención y tratamiento para adultos mayores.

Como consecuencia, la rehabilitación puede reducir los efectos de muchos problemas de salud, como enfermedades (agudas o crónicas), lesiones o traumatismos. También, puede complementar otras como intervenciones médicas o quirúrgicas, y ayudar a lograr resultados óptimos. 

Finalmente, ayuda a minimizar o detener los efectos incapacitantes de enfermedades crónicas como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y la diabetes. También, ofrece a los pacientes estrategias de autocontrol y la ayuda técnica que necesitan, así como, controla el dolor u otras complicaciones.